Qimarox simplifica la integración con las directrices PackML

Qimarox adopta las directrices PackML para la integración de máquinas en líneas de producción y embalaje. Esto significa que los componentes de Qimarox son ahora aún más fáciles de integrar, utilizar y mantener. Con PackML, el fabricante de módulos de paletización y transportadores verticales, entre otras cosas, da respuesta a una creciente demanda del mercado. Casi todos los principales fabricantes de productos de consumo, incluidos Nestlé, Procter & Gamble y PepsiCo, establecen PackML como requisito previo para las nuevas líneas de producción y embalaje.


"PackML' significa Packaging Machine Language, una guía elaborada por la Organization for Machine Automation and Control (Organización para la automatización y el control de las máquinas) (OMAC). Esta organización está apoyada por grandes fabricantes de productos de consumo que operan a nivel mundial como, por ejemplo, Nestlé, Procter & Gamble y PepsiCo. En colaboración con integradores de sistemas, fabricantes de máquinas y proveedores de tecnología, su objetivo es crear estándares abiertos para la integración vertical y horizontal de las máquinas. "Integración horizontal" hace referencia a la interacción entre las propias máquinas (comunicación máquina-máquina), e "Integración vertical" a la conexión de éstas con los sistemas de control central.

La alineación de Qimarox con PackML significa que sus paletizadores, transportadores verticales y otros equipos son ahora aún más sencillos de integrar, operar y mantener. Los fabricantes de productos de consumo que utilizan PackML como directriz consiguen poner en servicio las nuevas líneas de producción y/o embalaje tres o cuatro meses antes. Ven cómo el coste total de propiedad (TCO) de sus sistemas cae significativamente, mientras que la efectividad general de los equipos (OEE) aumenta. Los integradores de sistemas y los fabricantes de máquinas que incorporan módulos Qimarox en sus soluciones también se benefician de una integración simplificada y de la aceleración de los procedimientos de pruebas.

PackML Qimarox
Condiciones para la innovación

La estandarización se revela como una necesidad imperiosa a la hora de implementar líneas de producción y embalaje. Los estándares permiten a los fabricantes hacer cambios con celeridad y adaptar sus procesos de producción a los rápidos cambios del mercado. La OMAC se está preparando actualmente para hacer realidad conceptos tales como "plug-and-play" y "plug-and-produce" en un futuro. "PackML aumenta las posibilidades de innovación. Si los fabricantes desean actualizar un sistema, no tienen que modificar el sistema de control de toda la línea de embalaje. Sólo tienen que concentrarse en los componentes que necesitan ser actualizados", comenta Uwe Keiter, presidente del OMAC Packaging Workgroup.

Para poder aprovechar plenamente las nuevas tecnologías, como el Internet de las Cosas (IoT) o la inteligencia artificial (AI), los estándares son también indispensables. "Hoy en día, podemos almacenar y analizar los datos de diferentes máquinas en la nube. Sin embargo, esto sólo es útil realmente si grabamos los datos de manera idéntica, de modo que podamos, por ejemplo, comparar el rendimiento de las máquinas y calcular el OEE de forma inequívoca. PackML lo hace posible", dice Keiter, quien actualmente trabaja como Director de Desarrollo de Negocios / Bienes de Consumo para el proveedor de tecnología Lenze.


Convenciones en tres áreas

PackML incluye convenciones en tres áreas. La primera área hace referencia al estado de la máquina. Si el estado es "idle", entonces está lista para producir. Con un botón de puesta en marcha, el operador puede poner en marcha la máquina de forma efectiva, después de lo cual el estado cambiará a "execute". Si se produce un fallo, el estado cambiará a "held". Gracias al conjunto armonizado de convenciones, los operadores pueden manejar una máquina nueva sin formación alguna y los ingenieros de servicio pueden averiguar rápidamente qué parte de la línea de producción o embalaje tiene el problema.

La segunda área hace referencia al modo de funcionamiento de la máquina. ¿Se ha ajustado a "automático", "manual" o "mantenimiento"? En tercer y último lugar, se han establecido convenciones sobre la forma en la que se intercambian los datos entre las propias las máquinas y entre éstas y el sistema de control que las gobierna. Esto podría incluir, por ejemplo, la velocidad de la máquina: ¿se especificará en metros por segundo o en unidades por hora? También se ha establecido que cada máquina sólo podrá intercambiar datos con las máquinas situadas inmediatamente antes e inmediatamente después de ella dentro de la línea. "Si la máquina B tiene una avería y el estado pasa a "held", esto sólo se transmite a las máquinas A y C, pero no a la máquina D. Las máquinas A y C pueden responder a esto reduciendo su velocidad, lo que significa que el estado cambiará a "suspended". La máquina C, a su vez, pasa este estado a la máquina D", explica Keiter.


PackML como un requisito previo

PackML ofrece ventajas no sólo para los usuarios finales e integradores de sistemas, sino también para Qimarox y otros fabricantes de máquinas. Las directrices de la OMAC también facilitan el diseño del sistema de control de las máquinas de una manera modular. A la hora de realizar una actualización sólo hace falta modificar el módulo, no la máquina completa. Esto reduce el tiempo necesario para hacer pruebas y solucionar problemas. En los tests de aceptación en fábrica ya no hay necesidad de probar la comunicación con otras máquinas, lo cual puede suponer un ahorro de tiempo del 60%. Tampoco es necesario volver a inventar la rueda cada vez que se programa la máquina: el 80% del software puede ser reutilizado.

Adhiriéndose a PackML, Qimarox responde a la demanda del mercado. "Cada vez más fabricantes de productos de consumo están incluyendo PackML como condición previa a su solicitud de presupuesto. Cumpliendo las especificaciones de PackML de manera estándar ayudamos a nuestros clientes (integradores de sistemas y fabricantes de maquinaria) a satisfacer también estos requisitos", dice Jaco Hooijer, Director de Operaciones de Qimarox. "Además, reconocemos la importancia de la estandarización en la industria. Al convertirnos en miembro de la OMAC queremos contribuir a una mayor difusión y adopción de PackML".


Todos se benefician

La OMAC está encantada con la incorporación de Qimarox. Un número cada vez mayor de fabricantes de máquinas están adoptando PackML, según Keiter. "Podemos comprar máquinas en cualquier lugar y conectarlas entre sí para formar una línea de producción o embalaje. No obstante, la mayoría del software de las máquinas no es coherente, simplemente porque ha sido creado por distintos programadores. Esto dificulta la conexión de estas máquinas a, por ejemplo, un MES (Manufacturing Execution System) (Sistema de Ejecución de Manufactura). También significa que los operadores e ingenieros de servicio tienen que recibir nueva formación para cada máquina. Todos los actores de la industria se benefician de directrices como PackML, tanto los usuarios como los proveedores de recursos de producción".